ENTREVISTAS

Carlos Tinant: “La Fundación es un instrumento de apoyo vital para el Hospital Cordero”

Carlos Tinant: “La Fundación es un instrumento de apoyo vital para el Hospital Cordero”

Por Sabrina García

Dialogamos con Carlos Tinant, presidente de la Fundación del Hospital de San Fernando, sobre el funcionamiento de dicha institución, las obras que llevan a cabo en el establecimiento provincial y los próximos desafíos.

¿Qué es la Fundación? ¿Cuándo y cómo surge?

Es algo que se pensó hace casi 40 años como un instrumento de apoyo vital al Hospital Provincial Petrona V. de Cordero. En ese momento era prácticamente el único establecimiento sanitario del distrito. Las salitas apenas revisaban a pacientes, eran un primer receptor y hacían la derivación al Hospital. El funcionamiento de los consultorios externos se hacía en el Hospital. El Cordero era el gran vector sanitario del distrito. Eso ha variado y cambiará mucho más.

¿Lo decís por la construcción del Hospital Municipal?

Sí, y por una concepción lógica: el hospital de agudos centraliza todos sus esfuerzos en el segundo y tercer nivel de complejidad. Todo lo demás es absorbido por vectores locales. Es algo que ocurre en todos lados, a veces se puede y a veces no. Depende de los recursos con los que se cuenta.

Me decías que la fundación se inició hace 40 años…

Sí, con mucha gente del movimiento cooperativista, sociedades de fomento que se juntaron para ver qué se podía hacer. La Fundación explota en su capacidad de hacer a partir de que empiezan a instalarse bingos en la Provincia de Buenos Aires y el gobierno bonaerense le exige que tengan un fin benéfico. En San Fernando se crea Bingo King y parte de sus ingresos se giran a la Fundación del Hospital.

¿Desde los inicios el Bingo King giró fondos a la Fundación?

Sí, desde que empezó a facturar se destina el 1% que le queda al concesionario se deposita automáticamente en una cuenta bancaria de la Fundación. Esto nos permitió no solamente tener recursos, sino además contar con una periodicidad de ello. Cuál es conflicto más grande que atraviesa una organización cuando quiere programar una obra? Saber si va a contar con esos recursos o no. Cuando los aportes son voluntarios nunca sabés si vas a tener esos recursos o no. Es difícil programar una obra así. El convenio que se firmó con Lotería de la Provincia nos permitió poder programar.

Eso les permitió pensar en obras de mayor envergadura…

Eso nos permitió pensar en obras más ambiciosas. La primera vez que se arregló la Terapia Intensiva, hace más de 20 años, se arregló con un Teletón que era un concurso televisivo. En esa época estaba de moda, buscaban dos entidades que competían entre sí para poder ganar el dinero y realizar una obra benéfica. Yo era chico y mi padre estaba en la Fundación, recuerdo ese concurso. Hace unos años, cuando decidimos hacer la obra de la Terapia Intensiva todos recordábamos que la última vez que se había arreglado había sido con el concurso televisivo.

 

¿Desde hace cuánto reciben el dinero del bingo?

Hace unos 20 años. 

¿Qué obras han ejecutado en ese plazo?

Nosotros tenemos dos líneas de inversión. Es importante destacar que nosotros no solventamos gastos corrientes: sueldos, medicamentos, etc. Invertimos en equipamiento y en infraestructura. Esas dos líneas casi van parejos en nivel de inversión. Porque todo lo que tiene que ver con aparatología en medicina es carísimo. Fuimos invirtiendo en cosas que capaz no se ven como en tableros industriales eléctrico para evitar que colapse el sistema; toda el área de administración con salas equipadas proyectores individuales, las computadoras; los aires acondicionados centrales; hay mucha inversión que no se ve pero hace a la comodidad de los que trabajan como de aquellos que buscan ser atendidos.

Por otro lado, veníamos acumulando recursos para financiar todo el equipamiento de lo que iba a ser la obra del segundo y tercer piso, que hace diez años que está parada, pero hace tres años entendimos que era imposible costearlo. Para nosotros significaba que durante seis años no invirtiéramos en absolutamente nada. Decidimos usar ese dinero para hacer algunas obras que eran muy difíciles de hacer sin un fondeo importante de recursos. Ahí empezamos con Terapia Intensiva que se remodeló a nueva; pasamos a los siguientes niveles de internación: Terapia Intensiva Pediátrica, Internación Intermedia y de Cuidados Mínimos, Maternidad, y ahora el Área de Pediatría y Neonatología.

Todo tenía mas de 20 años de abandono. Eso es lo que ocurre en comparación con el servicio privado: se hacen obras y durante años no se las mantiene hasta que llega un punto que es desastroso.

¿Cómo hacen para que el Hospital mantenga esas zonas que la Fundación ha intervenido?

No lo hemos logrado. Tiene que ver con el cuidado que hacen los pacientes. Lo ves. Hemos pintado paredes hace dos años que hoy se mantienen sin escrituras. El cuidado que hacen los pacientes es importante.

¿Con qué obra están en este momento?

Estamos trabajando con Pediatría. Con ese área se completan todas las obras del sector de internación.

¿Cuáles son los próximos desafíos?

Estamos trabajando con el área de Cardiologia, que es para el uso de pacientes ambulantes y una sala que utilizan los choferes para descansar. En actualidad, y como se había abandonado el sector por problemas de filtración, están ocupando un sector de internación.

Cuando empezamos a arreglar cardiología nos encontramos con que debiamos reparar el techo porque se llovía. Son techos originales, es decir, tienen más de cien años. Una vez que terminamos con cardiología seguimos con el sector de descanso de los choferes así se mudan y se libera ese sector de internación que actualmente ocupan.

Además, estamos por comenzar con las obras de los box de enfermería de Cuidados Intermedios. En diciembre o enero comenzamos con el sector de Hematología. Ahora estamos definiendo cómo lo hacemos para poder aprovechar los espacios al máximo.  

Cuando la Fundación interviene un sector, ¿qué tipo de obras realiza?

Primero hacemos una evaluación del lugar y del uso. El hospital fue construido hace mucho tiempo y de a pedazos, pensando como se practicaba la medicina por ese entonces.

Para darte un ejemplo el suero antes venía en botella de vidrio, ahora viene en otro formato. El lugar para guardarlo antes requería un tipo de característica muy distinta a la que se necesita en la actualidad. Las áreas requieren ser repensadas. Por eso ante de las obras nos juntamos con los jefes de servicio y con los responsables de enfermería para pensar los espacios en función de la necesidad.

Le damos un plazo para que pidan todo lo que necesitan pensando que volveremos a intervenir en ese área en diez años. Para bajar hay tiempo, igual nunca nos hemos bajado.

¿Cómo es el proceso de definición de las obras que van a encarar?

El hospital es provincial y tiene autoridades. Las prioridades se definen a fin de año en conjunto con las autoridades y tratamos de definir las obras que vamos a ejecutar en el año.

¿Cómo está el Cordero en comparación con otros de la Provincia?

La diferencia es abismal. Creemos que la inversión constante, continua de la Fundación marca la diferencia con el resto.

¿Qué cosas le falta al Hospital y que la Fundación no puede resolver?

Principalmente los recursos humanos. Es el talón de Aquiles del sistema sanitario publico. La dificultad de conseguir recursos humanos frente a la demanda del sector privado. Manejan otras recursos.

Vemos que desde las redes comparten las obras que realizan y la gente responde esos posteos con mucho afecto hacia el Hospital….

Sí, la gente lo quiere al Hospital. Yo siempre digo ‘si a mí me pasa algo grave yo quiero ir a un Hospital’. Te van a resolver las situaciones más graves. Las cuestiones diarias es distinto, pero si caés con una complicación en un hospital te lo van a resolver.

* La Fundación del Hospital en las redes: Facebook, Twitter e Instagram


Sin Comentarios

Escribí un comentario
Todavía no hay comentarios! Vos podés ser el primero en comentar este post!

Escribí un comentario

Tu e-mail no será publicado.
Los campos obligatorios están marcados con*


2 + = 7