OPINIÓN

Carta de un trabajador del Hospital Cordero

Por Luis Aguirre*

Hoy los trabajadores de la salud estamos nuevamente de luto.

Uno de nuestros compañeros el día viernes 20 de agosto fue encontrado descompensado por un compañero del servicio de limpieza dentro de un baño de la guardia del Hospital de San Fernando donde el desempeñaba su tarea de enfermero. Rápidamente fue asistido por el resto del plantel que se encontraba en servició y luego fue trasladado a la unidad terapia intensiva donde recibió la atención y los cuidados necesarios, pero lamentablemente su corazón no resistió. Hoy (21 de agosto) falleció.

Queremos nuevamente dar un llamado de atención, como hace tiempo venimos avisando. Los trabajadores de salud necesitamos atención especial debido al gran estrés que estamos atravesado desde hace ya más de un año por de estar en la primera línea de la pandemia producto del Covid -19.

Está atención tiene que ser, en primer lugar, un abordaje serio a través del servicio salud mental; no sólo a los trabajadores de salud sino también a sus familiares directos y convivientes.

En segundo lugar, vacaciones reales: hoy en día el Ministerio de Salud sólo nos otorgó vacaciones por 14 días a las/los agentes de planta permanente que se les adeuda días del año 2019/20 pese que todavía tenemos compañeros que tiene días del año 2018.

Tercero, los trabajadores que quedan cubriendo a los que salen, deben recargarse de tareas ya que no existe partida especial de horas extras para cubría esas licencias. Incluso aquellos que salen de vacaciones no pueden gastar en viajar porque están con sus sueldo endeudado.

Todo ello hace que no puedan tener esparcimiento y recreación y el estrés y agotamiento mental no se vaya. Esto, sumado a los magros sueldos que no resuelve cuestiones básicas y suman presión psíquica a las/los trabajadores.

También es importante señalar que pese al ingreso de personal en el último año esto no se llega a cubrir los cargos perdidos en la pésima gestión de Macri y Vidal. Mucho menos el deficitario histórico del personal de salud, que, sumado al incidente en el Hospital de Pacheco hizo que nuestro hospital está colapsado.

Si bien el caso de nuestro compañero fallecido en las últimas horas tiene particularidades, no es menos cierto que todas estas situaciones y otras hacen que de verdad los trabajadores de la salud estemos al borde del colapsado mental y físico.

Los que tenemos que curar, estamos enfermos.

Por eso le pedimos al gobernador y a los ministros de Salud y de Economía de la Provincia de Buenos Aires que tomen las medidas necesarias para empezar a mejorar las condiciones de salud y salarial de quienes desde el año pasado venimos enfrentando la pandemia Covid-19. Necesitamos que nos tomen en consideración y atiendan nuestros reclamos.

(*) Luis Aguirre, secretario de Organización de ATE San Fernando. Trabajador de la salud del Hospital Petrona V. de Cordero


Sin Comentarios

Escribí un comentario
Todavía no hay comentarios! Vos podés ser el primero en comentar este post!

Escribí un comentario

Tu e-mail no será publicado.
Los campos obligatorios están marcados con*


+ 2 = 5