INFORMACIÓN GENERAL

Como animales en un zoológico: así tiene Mondelez encerrados a sus trabajadores en la planta de Victoria

Como animales en un zoológico: así tiene Mondelez encerrados a sus trabajadores en la planta de Victoria

Por Sabrina García

El viernes pasado le llegó a Gastón Erasmo Ceballos el telegrama de despido de la empresa Mondelez, la planta ubicada en Victoria que fabrica galletitas y golosinas. Como consecuencia de esto, los operarios pararon la fábrica. Ante esta situación la empresa juntó a un grupo de operarios y los encerró en el sector de mayor producción para evitar que los delegados paren el proceso de producción. 

MondelezSegún explicaron los trabajadores de Mondelez, la empresa alegó que Ceballos se resistió al “cacheo”, método que consiste en que los empleados de seguridad le pasen el detector de metales a los trabajadores. Y agregaron que esta situación, denunciada por la fábrica, no quedó registrada por las cámaras.

Testigos aseguran que esto no fue así. “A Gastón le sonó el detector de metales porque tenía la llave de su casa en el bolsillo del pantalón. Algo que nos pasa a todos, nos olvidamos las llaves. Las sacó, le volvieron a pasar el detector, no sonó y se fue a su casa”, relató un trabajador.

Los trabajadores acusan que fue una excusa de la empresa porque hace un mes hubo una reunión de los directivos de la empresa con los trabajadores en donde se anunció que “venían haciendo las cosas bien”. En ese encuentro Ceballos solicitó mejoras en seguridad e higiene. “Dijo que hacía tiempo no nos compraban zapatos, ropa y pidió que mejoraran las condiciones de trabajo. Por eso tomaron represarias y lo echaron”, comentó uno de sus compañeros.

A partir de ello los trabajadores decidieron en asamblea parar la fábrica en los tres turnos. Pero la empresa juntó a un grupo de diez trabajadores y los encerró con candados en el sector de Beldent, que es el producto de mayor fabricación.

La planta dispone de 600 trabajadores y ese grupo minoritario está encerrado con cadenas y candados por la empresa para “evitar que el resto de los operarios pare esas máquinas”. Además, la empresa colocó cadenas y candados en las salidas de emergencia en el ingreso a la planta para evitar que ingresen los trabajadores delegados.

Mondelez“Si ocurre una desgracia nos morimos todos acá adentro”, plantea con preocupación uno de los trabajadores. “Se les olvidó todas las normas de seguridad. Así, en estas condiciones, trabajamos desde el viernes 11″, explicó.

Ayer, los trabajadores cortaron las puertas de la planta ubicada en Uruguay y Acceso a Tigre. Más tarde, Mondelez se sentó a negociar con los delegados y ofrecieron indemnizar a Ceballos. “El compañero se negó. Tiene 38 años, una familia para mentener. Necesita trabajar”, detallaron.

Las primeras imágenes dan cuenta de cómo los trabajadores que está produciendo lo hacen encerrados con candados. En las otras, se ve a personal de la empresa empujano a los empleados para no permitir el ingreso de los delegados y a su vez, se ven las cadenas y candados que bloquean las puertas de salida de emergencia.


Escribí un comentario

Tu e-mail no será publicado.
Los campos obligatorios están marcados con*


9 + 2 =