INFORMACIÓN GENERAL

Consejos ante el cambio brusco de temperatura

Consejos ante el cambio brusco de temperatura

El Director de Atención Primaria del Municipio, Dr. Marcelo Pechieu, recordó la importancia de utilizar correctamente el aire acondicionado y explicó por qué bebés, abuelos, y personas con enfermedades crónicas respiratorias y cardiovasculares son los grupos más afectados.

En vista de los bruscos cambios de temperatura que afectan a Buenos Aires, el Director de Atención Primaria, Dr. Marcelo Pechieu, explicó que en estas situaciones “la población más afectada son los más chicos y los más grandes, es decir, los adultos mayores y los bebés. Pero también afecta a los que tienen problemas cardiovasculares y, sobre todo, respiratorios o alérgicos”.

El doctor resaltó la importancia de utilizar correctamente el aire acondicionado, ya que a veces se lo programa con temperaturas muy frías: “Lo ideal es que esté a 24 grados, y ponerse un saco. Hay que tratar de que los cambios de ambiente no sean tan bruscos, porque el aire reseca las mucosas y eso hace que bajen las defensas, por eso la gente se resfría. Además, los gérmenes se acumulan en habitaciones cerradas y no ventiladas”. En este sentido recomendó tener airear las casas aunque sea media hora durante el día.

“No podemos prevenir los cambios de temperatura pero si estar atentos a lo que puede pasar: deshidrataciones, resfríos, estados gripales, sinusitis, enfermedades de vías respiratorias por uso de pileta (otitis, laringitis, rinitis) todas dolencias benignas que pueden ocurrir pero que hay que estar alertas a las complicaciones”, continuó Pechieu.

También consideró necesario llamar la atención de los que ya tienen enfermedades crónicas cardiovasculares, ya que la extrema temperatura los afecta más que a otras personas: “Cuando hace calor usan mas medicación, más diuréticos, que no necesitan tanto cuando hace frío”.

Por último, recordó que es fundamental vestirse adecuadamente: “Ahora no está haciendo un frío invernal, por eso hay que abrigarse pero no en exceso, de una manera que uno se sienta cómodo. Lo mismo con los más chicos: que estén frescos, no sobre-abrigarlos. Cuando hace calor, hay que tener a los niños en lugares frescos y ventilados, y si van al sol que usen gorra”.

Fuente: San Fernando Municipio


Sin Comentarios

Escribí un comentario
Todavía no hay comentarios! Vos podés ser el primero en comentar este post!

Escribí un comentario

Tu e-mail no será publicado.
Los campos obligatorios están marcados con*


6 + 7 =