INFORMACIÓN GENERAL

El caso de San Fernando que impulsó la ley de imprescriptibilidad del abuso infantil

El caso de San Fernando que impulsó la ley de imprescriptibilidad del abuso infantil

El papá de un nene de tres años violado por su kinesiólogo en el Centro Terapéutico Soles fue uno de los que llevó adelante el reclamo por la aprobación de la ley. La inhabilitación perpetua para los profesionales abusadores tuvo en cuenta su historia.

La historia de Ramiro conmovió al país. El nene, con Síndrome de Down, tenía tres años cuando fue abusado sexualmente por su kinesiólogo, Pablo Rubén Torres, en el Centro Terapéutico Soles, en San Fernando. Su papá, Diego Hernández, fue uno de los impulsores del proyecto de ley sobre la imprescriptibilidad de la acción penal en delitos contra la integridad sexual cuando la víctima sea menor de edad, que se aprobó el miércoles en la Cámara de Senadores de la Nación.

“Una de las partes de la sentencia por Rami se tomó en cuenta para la ley. Al abusador le dieron una inhabilitación de cinco años, pero en la ley llegamos a lograr que un profesional que abusa de un menor ejerciendo su trabajo no pueda ejercer nunca más. Antes la inhabilitación era hasta diez años y proporcional a la sentencia. Ahora se consiguió la perpetuidad de la prohibición”, contó a este diario el papá de Ramiro, quien impulsó la medida junto con organizaciones como ONG Mamá en Línea y Madres Luchando.

El reclamo por la aprobación del proyecto de ley incluyó un acampe frente al Congreso. “Tuvimos que permanecer ahí porque no querían tratar el tema, lo querían pasar al año que viene. Entonces nos encadenamos. Después lo mandaron a comisiones y se pusieron a trabajar”, dijo Hernández.

El proyecto fue presentado por la senadora Sigrid Kunath, del Frente para la Victoria (FpV). La iniciativa original fue modificada en la Cámara de Diputados, donde en lugar del concepto de imprescriptibilidad se estableció que la imputación penal empezaría a correr desde que la víctima realice la denuncia, modificando la denominada “Ley Piazza”, en la cual el plazo se computaba a partir de que la víctima cumpliera la mayoría de edad. En la modificación -que fue aprobada por unanimidad en el Senado- se incluyó también el delito de trata de personas.

“No podemos volver el tiempo atrás, ni reparar siquiera los estragos que sufren y padecen las víctimas. No podemos siquiera imaginarnos su dolor e impotencia. Sí podemos modificar las leyes, ampliando las posibilidades para que las víctimas puedan denunciar en cualquier momento, cuando puedan, cuando sientan que están en condiciones de hacerlo y que la acción penal no esté prescripta”, planteó Kunath.

El caso del que fue víctima Ramiro y que impulsó la lucha de su papá ocurrió en octubre de 2013. En julio de este año, el acusado fue sometido a juicio oral y condenado por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) número 3 de San Isidro a siete años de prisión y cinco de inhabilitación como kinesiólogo. Con la nueva ley, un profesional sentenciado por abuso infantil no podría volver a ejercer.

Fuente: El Argentino

 


Sin Comentarios

Escribí un comentario
Todavía no hay comentarios! Vos podés ser el primero en comentar este post!

Escribí un comentario

Tu e-mail no será publicado.
Los campos obligatorios están marcados con*


7 + = 8