DEPORTES

El Matador renovó sus ilusiones de la mano de Pipo

El Matador renovó sus ilusiones de la mano de Pipo

El cambio de aire le vino bien, lo necesitaba. Se ve que llevaba varios días encerrado y el humo lo estaba asfixiando. Tanto que ya casi no podía respirar. Pero la llegada de Néstor Gorosito, después de la renuncia de Mariano Echeverría, fue algo necesario. Una bocanada de aire puro para Tigre que necesita llenar sus pulmones como nunca para esta recta final. Y vaya que lo hizo. En un escenario complicado, ante un rival durísimo, el Matador sacó pecho.

Luego de tres partidos sin ganar (dos empates y una derrota), el equipo de Victoria se hizo gigante en el Gigante. Con Walter Montillo como eje, se adueñó de la pelota en Rosario y manejó los tiempos del partido desde el inicio. Acorraló a su rival, lo incomodó y llegó a abrir el marcador con una buena definición de Federico González.

Pero no se conformó con eso. Confiado y consciente de que tenía espacio para respirar tranquilo, se mandó otra bocanada: una linda jugada por izquierda que la terminó empujando Janson para el 2-0 definitivo que les da vida y los deja a ocho puntos de la salvación (San Martín de San Juan es el rival a alcanzar). Un resultado justo y que podría haber sido mucho más abultado si no fuera por Ledesma, el mejor jugador del Canalla que evitó la goleada.

Gorosito se puso el traje de bombero. Cuando Tigre era un incendio no arrugó y se hizo cargo. Y en su primera excursión, logró salir ileso y contagiar a los suyos. Sacó todo el humo de la sala y apagó el fuego.

Fuente: Olé


Sin Comentarios

Escribí un comentario
Todavía no hay comentarios! Vos podés ser el primero en comentar este post!

Escribí un comentario

Tu e-mail no será publicado.
Los campos obligatorios están marcados con*


4 + = 13