HISTORIA

El primer censo que tuvo nuestra ciudad

El primer censo que tuvo nuestra ciudad

Por Sabrina García

El Censo Nacional 2020 fue suspendido por la pandemia por Covid-19. En estos días se confirmó que el 18 de mayo del 2022 se llevará a cabo. ¿Cuál es el registro más viejo que tiene nuestra ciudad?

Henry Grant Olds – Tomando Mate

Henry Grant Olds – Tomando Mate

Pese a que el primer Censo Nacional se llevó a cabo en 1869, en San Fernando el primer registro data de 1857. Sí, doce años antes nuestra ciudad contaba con un registro de cómo se componía la ciudad nacida en 1805.

Según el historiador argentino Enrique Udaondo, para 1857 San Fernando contaba con 3.203 habitantes. Así queda expresado en su libro Apuntes Históricos del Pueblo de San Fernando (1930).

“Existían en el pueblo 799 casas, de las cuales 147 eran de azotea, sólo 5 de altos, 11 de teja y 636 de paja”, explica Udaondo en su libro y completa con información comercial: “Los negocios e industrian figuraban en el siguiente orden de números: 42 almacenes y pulperías, 20 corralones de maderas, 20 carpinterías y tiendas, 7 panaderías, 7 zapaterías, 6 fondas, 4 billares, 3 atahonas (molino de harina que en su rueda se mueve como su fuera una caballería) y 2 boticas (donde se preparaban los medicamentos)”.

El censo también contempla información educativa. Para ese entonces existía en nuestra ciudad cuatro escuelas, de las cuales dos pertenecían al Estado y dos eran particulares, “una de cada sexo en ambas condiciones”. En total, a las de enseñanza pública asistían 32 varones y 56 mujeres.

Además el pueblo contaba con tres médicos y las autoridades las ejercían el Juez de Paz con dos municipales titulares y dos suplentes. “El Juez de Paz tenía mando sobre la Policía que estaba compuesta por un oficial del ejército o de Guardia Nacional y catorce agentes que vestían de paisanos. Formaban parte de la Guardia Nacional (1857) 200 ciudadanos”.

Dique seco 1877

Dique seco 1877

“Durante el año 1857 entraron al Canal 1.230 buques de diversas categorías, cargados con cal, carbón, carne salada, cueros de ciervos, tigres y nutrias, y toda clase de verduras y frutas que se destinaban para la venta del pueblo y en la ciudad”, explica Udaondo.

Y agrega: “Al año siguiente la población había aumentado en más de 900 habitantes (28% más) debido en gran parte, al comercio de las islas y la gran inmigración venida al país ese año. De los 4.158 habitantes que contaba el partido, 3.800 eran argentinos, 117 italianos, 82 españoles, 61 franceses, 4 ingleses y 94 de otras nacionalidades”.


Sin Comentarios

Escribí un comentario
Todavía no hay comentarios! Vos podés ser el primero en comentar este post!

Escribí un comentario

Tu e-mail no será publicado.
Los campos obligatorios están marcados con*


5 + 5 =