INFORMACIÓN GENERAL

“El río Luján crece por el desarrollo urbano que destruye los humedales”

“El río Luján crece por el desarrollo urbano que destruye los humedales”

Lo dijo a Graciela Capodogio, miembro de la ONG Patrimonio Natural de Pilar. Desde el Comité de la Cuenca Hídrica se presentaron varias denuncias, entre ellas la que señala la construcción de una cancha de golf. Un proyecto legislativo propone unificar la autoridad de la Cuenca, como un Organismo similar a la ACUMAR.

La crecida del Río Luján que dejó bajo el agua a cientos de personas tiene su origen en el desarrollo urbano desmedido sobre los humedales. “Estamos luchando por este tema hace once años, cuando esto se veía venir y se podría haber evitado y hoy no estaría ni Lujan ni Pilar en las condiciones en las que estamos”, dijo a Infojus Noticias Graciela Copodogio, docente y miembro de la ONG Patrimonio Natural de Pilar.

Desde el Comité de la Cuenca Hídrica del Río Luján se presentaron varias denuncias acompañadas de documentos de trabajo elaborados por una comisión asesora en los que se demuestran las causas de la crecida del río. “No hay ninguna comunicación oficial sobre los responsables de las causas, pero en el comité de la Cuenca Hídrica se charla sobre cuáles son los problemas que hay y aparecen una multiplicidad de factores: los emprendimientos inmobiliarios que se hicieron y se hacen sobre la ribera del río Luján y especialmente sobre los humedales, donde se rellenan terrenos pantanosos que actúan como esponjas. Se construye sobre eso, pierde la capacidad de absorción y se pierde el cauce del rio. De esos emprendimientos se hicieron muchos en la parte baja de la cuenca y en la parte media”, explicó Javier Sosa, coordinador de la Prodecom (una comisión especial para la Protección de la Comunidad) y miembro del Cómite de la Cuenca.

Dentro de esas denuncias que se presentaron en la Dirección Provincial de Hidráulica, hay una puntal que en la que se marca un terraplén en un emprendimiento de canchas de golf, un socavamiento de una calle pública convertida en desagüe de esas canchas y un terraplén clandestino en un loteo industrial.

Tomando como referencia la ACUMAR proponen una autoridad de cuenca

El Comité Regional del Río Luján está dividido en la región A (integrado por los partidos de Luján, Exaltación de la Cruz, Campana, San Andrés de Giles, Gral. Rodriguez, Mercedes, Suipacha, Pilar, Escobar y San Antonio de Areco) y B (Moreno, José C. Paz, Malvinas Argentina, General Rodríguez, San Fernando, Tigre, Pilar y Escobar). Para la diputada provincial por el Frente para la Victoria, Lucia Portos, es necesario avanzar en modificar esta autoridad para poder intervenir de forma más activa en las decisiones que se toman respecto a la cuenta. Por eso acompañó con su firma el proyecto del diputado Alberto España, donde plantea unificar la autoridad de la cuenca en un solo organismo con autonomía para que pueda participar de forma directa en la evaluación de los proyectos que quieran construirse a la vera del río. Y además que pueda tomar decisiones sobre la infraestructura necesaria para darle cauce a las aguas. En el proyecto, que ya está en comisiones y se prevé que tenga tratamiento plenario antes de fin de año, se toma como modelo la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR).

Portos, oriunda de Pilar, explicó a esta agencia que este tipo de emprendimientos inmobiliarios fueron creciendo de forma desmedida ante la ausencia de un código de planeamiento urbano serio. “Al no existir una normativa seria y moderna respecto de las construcciones inmobiliarias estamos todo el tiempo poniendo parches de excepción que generan surgimientos de emprendimientos inmobiliarios permanentemente por excepciones administrativas y ordenanzas excepcionales de los Concejos Deliberante”, dijo a la vez que agregó que desde los municipios se terminan abalando la construcción de esos country con la excusa de que generan trabajo. “Eso es pan para hoy y hambre para mañana; debería trabajarse con mayor nivel de seriedad y planeamiento”, sentenció.

Once años de lucha

En el Facebook de la ONG Patrimonio Natural de Pilar hay un post que dice: “El río Luján vuelve a producir inundaciones en la cuenca media ¿cuándo se tomarán las medidas necesarias para prohibir las urbanizaciones cerradas en humedales de la cuenca baja (Pilar, Escobar y Tigre)? Es importante que se entienda que esto no se resuelve sólo con obras de infraestructura. Ya son más de 60 las urbanizaciones cerradas asentadas sobre el río Luján o sus afluentes, las que obstaculizan el escurrimiento del agua en el cauce inferior, esa es la principal razón de las inundaciones. El problema tiene que ser necesariamente abordado a partir de una mirada integral de la cuenca, las acciones locales no lo van a resolver”.

Copodogio, que participa en la ONG, habló de un problema acumulativo: “un country no hace nada, dos tampoco, 20 ya sí, y son 54 -que están en construcción en este momento- los que hacen llegar el agua a la plaza de Lujan”. Y explica el problema con sus herramientas de docente: “Hay que pensar al Río con su cuenca, un curso por el cual avanza. Cuando se inunda se desparrama en los humedales. Si ese humedal está funcionando puede almacenar seis, siete, diez veces el caudal del río. Si yo lo relleno, construyo un cuello de botella, el río ya no puede bajar con todo su caudal. Antiguamente a esos humedales se les llamaba bañados, cuando a ese bañado se le sube seis metros su nivel, y el agua de Luján baja hacia Pilar, cuando llega no puede pasar por eso se empieza a acumular”.

El problema con el agua potable

Pero el problema que generan estos emprendimientos no sólo tiene impacto en las inundaciones. El agua potable de estas zonas está íntimamente ligada al funcionamiento de los humedales. “Son como los riñones del planeta”, graficó la docente para decir que son los humedales los que a medida que van filtrando el agua del río y las lluvias van potabilizándola para nutrir así las napas de agua potable. “El problema de que desaparezcan los humedales es que en Pilar en diez, veinte años nos vamos a quedar sin agua potable”, explicó Copodogio. Además, remarcó la destrucción de la biodiversidad: “disminuyen la cantidad de sapos, crecen la cantidad de mosquitos y con eso las enfermedades”.

Fuente: Infojus Noticias

Foto: Carlos Ugarte


Sin Comentarios

Escribí un comentario
Todavía no hay comentarios! Vos podés ser el primero en comentar este post!

Escribí un comentario

Tu e-mail no será publicado.
Los campos obligatorios están marcados con*


6 + = 11