OPINIÓN

Esa estrella no era mi lujo

Santi García

Por Santiago García

Salir campeón era algo soñado por todos, pero para los que vamos a la cancha desde antaño sabíamos que se avecinaba una tormenta. Porque la nueva categoría no te da lugar al juego que Tigre venía implementando y además por las lógicas salidas de jugadores importantes.

Fue un acierto la renovación del plantel. La incógnita surgía en como íbamos a incorporar. Veníamos de muchas malas decisiones de los dirigentes y cuerpo técnico de turno (caso Caruso Lombardi/Ledesma) y tengo en cuenta que este plantel lo armo el “lobo” pero ya desde
ese momento era un equipo sin variantes, con muchos jugadores en una misma posición y sin recambio. Era la oportunidad de que “Pipo” y Melaraña hagan las cosas bien y sean por lo menos serios. Pero cuando llegaron los refuerzos yo ya temía lo peor. Tengo la costumbre de investigar cada jugador que llega al club. Les dejo un análisis de cada uno:

1. Dominguez Huertas: enganche a préstamo de Racing. Nunca jugo en su posición.

2. Gustavo Villarruel: formó parte del plantel de “Pipo” en San Martín de San Juan. Pero en 100 partidos jugados solo obtuvo 11 goles. Muy flojo el nivel.

3. Emanuel Dening: es el único que demostró actitud y compromiso de jugar.

4. Ezequiel Montagna: Media punta devenido a delantero (70 PJ. 6 G.) Tuvo un buen momento hace dos años con este cuerpo técnico en San Martín de San Juan. Luego tuvo pasos por Atlético Rafaela y Temperley sin pena ni gloria.

5. Jordan Mosquera: INEXPLICABLE

6. Jonathan Ramis: (240 PJ. 45 G.) Venía de Vélez en donde no había jugado mucho (13 partidos, 1 gol). Muy flojo nivel.

7. Maximiliano Rodríguez: Vino libre de Peñarol. Sin continuidad y de muy bajo nivel físico y futbolístico. Otro más ex San Martín de San Juan.

8. Enzo Díaz: Era la ilusión goleadora que nos hicieron creer. Pero si tan solo repasabas los 20 goles en UAI Urquiza y los 14 en Ferro te dabas cuenta que es un 9 clásico. Para jugar dentro del área. Este equipo no esta diseñado para jugar con un delantero así. Por eso Luna sufre los partidos, por quedar aislado y jugar a 40 metros del arco. Ese trabajo solo pudo llevarlo a cabo Fede González.

Con este repaso de los refuerzos nos damos cuenta de los horrores del cuerpo técnico y del presidente en las elecciones. Hay que hacerse cargo cada uno del rol que le toca. El DT enojado con la prensa no da declaraciones, Melaraña sigue naufragando; y nosotros, los hinchas, no sabemos a qué juega el equipo, si “Pipo” se queda o si se va después de la final, si esta decisión ya la saben en la interna del grupo y en base a eso están preparando el futuro cuerpo técnico y refuerzos. En fin son muchas dudas y pocas certezas para una hinchada que deja todo, que no merece esta realidad, y mucho menos esta decidía.

Porque a pesar del mal momento, ya nos estamos organizando para copar Mar del Plata como copamos Córdoba. Humildad, respeto, sacrificio, eso es lo mínimo que pedimos. “Esta hinchada ya te lo demostró en las buenas y en las malas va con vos”.


Sin Comentarios

Escribí un comentario
Todavía no hay comentarios! Vos podés ser el primero en comentar este post!

Escribí un comentario

Tu e-mail no será publicado.
Los campos obligatorios están marcados con*


8 + 6 =