CULTURA

La Biblioteca Genoveva cumple 60 años y convoca a la comunidad a crear el museo isleño

La Biblioteca Genoveva cumple 60 años y convoca a la comunidad a crear el museo isleño

Por Sabrina Garcia

La Biblioteca Genoveva cumple 60 años y lo celebra con la creación del ‘Museo Isleño’. Para ello lanzó una convocatoria a la comunidad en la que se invita a acercar objetos, fotografías e historias que hablen de nuestro delta.

Museo Isleño de Biblioteca GenovevaLa Biblioteca Genoveva está ubicada en el arroyo Felicaria. Fue creada hace 60 años. Desde el año pasado lograron que el municipio cediera un espacio más grande para poder trasladar los libros y realizar las actividades ya que el establecimiento les quedó chico. Ahora promueven la creación de un Museo Isleño que pueda reflejar esas historias que han sido testigos de la vida en el delta.

En septiembre de 1958 se constituyó la Sociedad de Fomento Vecinal Arroyo Felicaria. En 1999 gracias al acompañamiento de CONABIP creció su trabajo como biblioteca popular. Es así que este año la Biblioteca Popular Santa Genoveva cumple 60 años y la comisión directiva propuso construir el ‘Museo Isleño’ como un espacio de construcción permanente que refleje esas historias que poblaron nuestro delta.

“Para celebrar nuestra historia decidimos comenzar a recopilar objetos, fotografías, historias de nuestro amado delta. Bienvenidos a todos los que quieran colaborar en este proyecto con elementos en desuso (una vieja herramienta, algún elemento náutico, fotografías familiares – que luego de ser escaneadas serán devueltas a sus dueños-). También pueden enviarnos anécdotas grabadas (audio o video)”, indica la invitación a la convocatoria lanzada por la Biblioteca Genoveva.

Gabriel Martino, bibliotecario a cargo del proyecto sostiene que “a veces sus dueños la desconocen la historia de esos objetos” pero lo importante es “reunirlos porque han estado mucho tiempo en esas familias. El objeto compartió la historia con ellos. Compartió las crecidas, a veces estuvo enterrado, capaz está oxidado. En caso de conocer su historia, contarla”.

Y especifica: “Puede ser una guadaña manual, un molinillo de granos, una peladora de mimbre, puede ser cualquier cosa. La importancia del objeto como portador de una historia”.

Si bien la convocatoria surge a partir del aniversario 60 de la Biblioteca Genoveva, “la idea es que el museo crezca, continúe, se agregue”, explica Martino y agrega “como un objeto viviente, como una criatura”. “Son elementos que está es desuso por obsoletos o por simplemente dejar de usarlos, unidos forman un organismo que cuenta una historia. Se resignifican en el conjunto”.

En este momento está en una etapa de juntar esos objetos y fotos para luego proseguir a ordenarlos y exponerlos. “Nuestra expectativa es que sea un museo digno de ser visitado, dentro de nuestros modestos medios. Una biblioteca popular no dispone de muchos fondos para vitrinas ni estanterías. Lo hacemos todo a pulmón”.

Y agregó: “Pensamos estrategias para atraer gente a la biblioteca, la idea del museo es atractivo. Es la celebración de los objetos que nos acompañan y nos acompañaron. Todo lo que hay en la isla implicó un esfuerzo traerlo. Los objetos son lo que uno va llevando consigo”.

Una biblioteca activa en medio del delta del Paraná

Además de la consolidación del Museo, Gabriel repasó algunas de las actividades que se desarrollan en y desde la Biblioteca. “Nuestro mayor trabajo es de extensión porque se hace difícil llegar hasta la biblioteca: los medios de transporte, no tenemos surtidores de combustibles en la segunda sección. Cuando se usa la lancha es para algo muy específico. Por eso tenemos la propuesta de ‘Libros para viajar’ en las lanchas escolares que son cajas con libros que vamos rotando para que los chicos, en sus largos viajes, puedan entretenerse con algo más que el celular o las cartas”.

“Actualmente trabajamos en un proyecto que se llama ‘Bibliolanchas en red’ que lo hacemos junto a una biblioteca de Chiloé y otras de Colombia en el que pensamos editar un libro con historias y mitos de esos tres lugares. En estos momentos, en los tres países, brindamos talleres en las escuelas y juntamos material sobre esas historias que se cuentan en las familias. Esas leyendas que circulan. Al ser un tema misterioso los chicos enseguida quieren participar”, detalló el bibliotecario.

En cuanto a las actividades que se realizan en la Biblioteca Genoveva, Martino expresó: “Los días de más actividad en la biblioteca son los sábados porque tenemos el taller de kayaks. Ahora sumamos un profe de fútbol. Termina funcionando como un mini club náutico”.

Quienes deseen colaborar con la construcción de este Museo Isleño pueden comunicarse vía mail a bibliogenoveva@gmail.com o al celular 1141960946. Porque como resume Martino: “Las bibliotecas populares se mantienen con el esfuerzo”.


Sin Comentarios

Escribí un comentario
Todavía no hay comentarios! Vos podés ser el primero en comentar este post!

Escribí un comentario

Tu e-mail no será publicado.
Los campos obligatorios están marcados con*


7 + = 13