ENTREVISTAS

La madre de Braian Fillip sobre la liberación de Zunino: “Es una enorme injusticia”

La madre de Braian Fillip sobre la liberación de Zunino: “Es una enorme injusticia”

Por Sabrina García y Julián Fleitas

A partir del allanamiento de la casa de Enrique Zunino, ex suegro de Braian Fillip, el joven asesinado el 31 de enero de 2019, dialogamos con Loredana, la mamá de la víctima y su abogado, Ulises Saccella sobre la causa y la decisión de la jueza, Andrea Rodríguez Mentasti, que por segunda vez se opuso a la detención de quien se sospecha es el autor intelectual del crimen.  

“Un testigo asegura que hubo un plan criminal, que Sebastián Zunino (ex cuñado de la víctima) estaba al tanto y que lo único que no sabía era cuando iba a ocurrir, pero si sabía que a Braian lo iban a matar. No fue un crimen pasional, no fue un intento de robo. Si se saca a Enrique Zunino del medio, el crimen de Braian no tiene explicación”, resume Ulises Sacella el abogado de la familia de la víctima.

El testimonio fue desestimado por la jueza. La causa posee 10 cuerpos, más de 60 testimonios y dos años de investigación. El homicida, tras cometer el hecho, ocultó el auto en el galón propiedad de Enrique Zunino. Es más, está comprobado que el ex suegro de Fillip y el asesino mantenían una relación laboral y de extrema confianza.

Sacella señala el galpón, el arma que compró Sebastián y le entregó a al asesino, el vínculo para que el homicida comprara el auto Fiat 147 con el que fue a cometer el acto delictivo. Además de las 72 llamadas que se hicieron Zunino y Belisario (imputado por el homicidio) durante el mes de enero y que el porcentaje más alto sucedieron el día previo y el posterior al asesinato

En el allanamiento que se realizó el jueves en la casa de Zunino se encontraron 8 armas, municiones y mucha información importante para la causa, entre ellas un documento que el fiscal de la causa, José Amallo, le había entregado a la abogada de Belisario. “¿Cómo llegó ese documento a las manos de Zunino? Era un documento donde Belisario pedía las herramientas que habían quedado en el galpón de Zunino y las necesitaba porque tenía que venderlas para poder tener dinero. Esa nota apareció en la casa de Zunino”, relató Loredana.

Una de las llamadas que mantuvo el ex suegro de Braian y el imputado fue realizada a escasos minutos del asesinato. “Además, estando en la cárcel, Belisario llama a Zunino y éste le dice que no se podía hablar porque estaban pinchados los teléfonos”, explica el abogado y agrega: “Sebastián interrumpió un viaje a España, según un testigo, por las implicancias que podría tener en el hecho. Si tu familia no tiene nada que ver no interrumpís un viaje. Tenes miedo de que te lleven a vos”.

Loredana aporta otro dato sobre Sebastián Zunino: “El día que paso todo, Sofia estaba llorando a los gritos en la puerta de la comisaria y él le dice: ‘boluda deja de llorar. Terminala’”

Braian Fillip-¿Cómo fue ese día?

Loredana: Se quedaron a dormir en casa. Yo me entero al otro día a la mañana que ella se había quedado a dormir. Se despiertan 8 de la mañana y Braian me dice: “Mamá ¿te podés quedar con Anto (nieta) que esta dormida? Voy a acompañar a Sofia, la espero que se bañe, se cambie, la alcanzo hasta la Estación de Victoria y vuelvo. Vos esperame”. Yo estaba con la chica que me venía a ayudar para limpiar el departamento nuevo donde se mudaba Braian al otro día. Se fueron. La llevó a la casa. Mi hijo ese día entró al domicilio porque los padres estaban en Miramar, sino Braian no podía ni pisar la casa porque estaba todo mal.

Hacía 20 días que se habían arreglado y, supuestamente, no lo sabía nadie.

Termina, la lleva a la estación, le mando un audio de que pasaba que no llegaba. Me contesta: “Mamá ya me falta poco, ya voy para allá”. Vi que tardaba más y le mando otro audio, le digo que estaba con la chica para ir a limpiar el departamento y que Anto se estaba por despertar.

Me responde: “Mamá estoy a tres cuadras. Estoy por llegar”. No estaba a 3 cuadras, estaba a 6 más o menos. Me dice si queres ya anda bajando con Anto así ya directamente las llevo yo para el departamento. Cambié a la nena rápido, le prepare la mamadera, bajamos con la chica que estaba esperandome para ir a limpiar el departamento, nos quedamos en la puerta del edificio y no llegaba. Le mando mensaje, lo llamo y no me contesta. Pensé que estaría desayunando con Sofía. Le digo a la chica de tomar un Uber así íbamos adelantando.

Cuando llego al departamento, me doy cuenta que seguía sin responderme y me agarra desesperación. La llamo a Sofia, le pregunto ¿Qué pasa que Brian no me contesta? Y me dice: “Yo también lo estoy llamando y no me contesta”. Ahi revoluciono el grupo familiar que tengo, yo con la nena a upa y llorando. Me agarró una locura.

Loredama cuenta con lujo de detalle cómo se fueron dando los hechos ese día. Para ese entonces eran las 9.45 y el último mensaje que envió Braian fue a las 8.40. En ese momento Belisario, a bordo del Fiat 147, que lo venía persiguiendo desde la noche anterior, le tocó el auto. Braian puso el estéreo en mute, dejó su celular y billetera en el asiento acompañante, puso balizas y descendió. Allí el criminal disparó dos veces a la cabeza. Murió en el acto.

Ulises: Al principio se pensó en un intento de robo pero después, cuando uno empieza a avanzar en la lectura del expediente, te das cuenta que la cosa puede ser un poco más complicada y efectivamente lo fue.

-¿Cómo te enteraste que le había pasado a Braian?

L: Llamé a una chica que trabajaba conmigo en el negocio. Ella vive cerca de la estación Virreyes. Le pido que se vaya una escapada con el auto a ver qué pasó. Su marido, que trabaja en la municipalidad, preguntó por radio y le informan lo que pasó. Ella no me dice nada y me pregunta dónde estoy para venir. Casi en simultáneo me llama el administrador del edificio y me dice que estaba el comisario en la puerta de mi casa. Me pregunta dónde estaba y vino.

Como pude salí del departamento, el policía me dice que lo tengo que acompañar, me pide que no lleve a la nena. Se la dejo a mi empleada que ya había llegado y me llevaron a la comisaría.

-La noticia ¿se la das vos a Sofia?

L: No, a Sofia la llama el comisario. Ellos me preguntaron donde había ido Braian y le dije. Por eso la llamaron.

Recuerdo que me preguntaron si mi hijo tenía algún enemigo y yo le dije: “el único enemigo que tiene mi hijo es Zunino”. Y eso mismo fue lo que paralelamente dijo mi ex marido. Sabíamos todo lo que mi hijo había pasado, que lo amenazaba.

-¿Volviste a hablar con Sofía después del hecho?

L: Sí, de Sofia no me cierra nada. Voy a decir toda la verdad y todo lo que siento de la jueza que interviene en la causa, del hermano de Zunino que es juez, de Sofía y su hermano.

La noche que estábamos el velatorio ella vino, se quedó un rato y dejo unos dibujos. Tenía al hermano en la puerta.

No me habló, nunca me preguntó cómo estaba la causa. Le ofrecimos para que ella se mudara porque digo, si se había arreglado con Braian es porque entendió que todo lo que hiciste lo hiciste porque tu papa te obligo: que el no pudiera conocer a la nena, le hizo decir que la nena no era hija de Braian. Mi hijo se tuvo que hacer un ADN para que vean que sí era su hija. Ella se arregló con Braian y en las conversaciones del celular le reconoce que todo lo que hizo fue presionada por el padre.

-A tu nieta ¿La ves?

L: La veo, con muchas piedras en el camino porque ella (Sofia) dice que no cree que necesite un psicólogo. La nena me hace muchas preguntas, que porque el papá no está más, porque lo mataron y quien fue, “yo lo extraño un montón”, le agarran crisis de nervios y cuando hablo con Sofia para llevarla a un psicólogo me dice que el psicólogo de ella le dijo que no necesita la nena, que la que necesita es ella.

Entonces que más puedo hablar con esta chica si no entiende nada. La nena no come, iba a la plaza donde la llevaba el papá y decía: “mi papá está conmigo acá, yo lo veo y está jugando conmigo”

-¿Que edad tiene Antonella?. ¿Sigue viviendo bajo el mismo techo que Enrique Zunino?

L: Tiene 5 años. Sofia se mudó con su pareja.

U: Que casualmente es el médico que había tenido la relación sentimental en el momento que Braian estaba saliendo con ella y que decían la nena era de él.

L: ¿Sabés como le dicen a él? “Este es otro igual a Braian, lo detestamos”. El hermano y el padre de Sofia lo detestan a este chico también. No lo pueden ni ver. Dicen que es igual a Braian que “lo único que quieren es la plata”.

U: Acá estamos hablando de una persona que uso los medios necesarios y activo mecanismos de justicia para privar a Braian de ejercer su legítimo derecho como padre. No es que solamente quedo desde lo anecdótico o del plano argumental, no, efectivamente esta persona llego hasta la justicia e intento privar a una persona de ejercer su derecho como padre. Y después, no contento con eso armo semejante plan para matar a una persona

L: Lo que es querer dejar a la nena sin papá. Me he querido acercar a Sofia, le dije de ir a tomar un café para poder arreglar cómo nos manejamos con Anto y no, tengo que ir directamente con mi abogado para tener la media tenencia que me corresponde a mi.

U: Todas estas cuestiones son las que nos hace a nosotros indignarnos, yo desde el punto de vista técnico y ella desde el sentimental. Nosotros lo que le queremos dejar bien en claro a la jueza es que si lo sacamos a Zunino del medio esto no tiene sentido. La causa en si no tiene sentido, se cae. Obviamente a Belisario y a Lemez lo van a terminar condenando porque el acto lo cometieron ellos.

-¿Cuántos años pueden llegar a recibir?

U: De 12 a 28 años de prisión, porque tenemos un homicidio agravado por utilizar el arma de fuego que eleva la escala penal de 8 a 25 en un tercio el mínimo y su máximo.

Loredana cierra la nota cuestionando a la jueza, Andrea Rodríguez Mentasti, por denegar la detención de Enrique Zunino pese a las pruebas acreditadas en la causa: “Es una enorme injusticia. Yo me pregunto ¿por qué no lo manda preso si tenemos todas las pruebas? ¿Por que mi hijo no puede descansar en paz sabiendo de que fue el que lo mando a matar? Quiero que quede claro que no voy a parar hasta que Zunino vaya preso. A mí no me importa que el hermano sea juez de tribunales. Le pido y le vuelvo a pedir a la jueza que revise y que vea todo lo que tenemos otra vez, todas las pruebas, el allanamiento de anoche que fue muy importante porque hay pruebas, le pido por favor, se que en mi lugar no se puso nunca y tampoco pretendo que se ponga, pero sí pretendo que ella haga justicia”.

 


Escribí un comentario

Tu e-mail no será publicado.
Los campos obligatorios están marcados con*


+ 2 = 3