POLÍTICA

María Eugenia Vidal reapareció en un acto de mujeres en nuestra ciudad y compartió el protagonismo con Patricia Bullrich

María Eugenia Vidal reapareció en un acto de mujeres en nuestra ciudad y compartió el protagonismo con Patricia Bullrich

La ex gobernadora participó de un encuentro de Juntos por el Cambio en San Fernando, pero se fue antes del discurso de con la presidenta del PRO. 

María Eugenia Vidal y Patricia Bullrich participaron de un encuentro de mujeres de Juntos por el Cambio en San Fernando; en la antesala del Día Internacional de la Mujer, que se celebrará este domingo. Sin embargo, no se cruzaron. La ex gobernadora se fue después de hablar y antes de que llegara la ex ministra de Seguridad.

Vidal fue la segunda oradora de la tarde. Su participación fue fugaz, apenas una licencia de poco más de un minuto en el extenso silencio público que adoptó tras dejar la gobernación. “Hoy no tengo ningún discurso y no lo pienso dar, yo me autoimpuse un tiempo de silencio y lo quiero respetar. No quiero participar de actos partidarios, pero la verdad es que cuando supe que ustedes se convocaban no quise dejar de venir. Ustedes saben lo que pienso, lo que quiero representar. Estoy con el corazón y hoy vamos a escuchar a mujeres muy valiosas, que hay que ayudar a crecer”, sostuvo desde el escenario montado en un galpón antes de retirarse.

Bullrich se explayó más tiempo, fue la encargada de cerrar el acto y también la más explícita y categórica a la hora de las definiciones. “Vamos a resistir a todo intento de destruir la República, somos el partido de la libertad, vamos a entrar a todos los barrios y a todos los sectores a dar la lucha por las ideas. Cada día qué pasa falta uno menos para las próximas elecciones”, sentenció.

La última vez en que Vidal y Bullrich se habían visto las caras fue el 21 de febrero, durante la reunión a la que convocó Macri en sus flamantes oficinas de Olivos. Allí, el ex presidente ocupó la cabecera. De un lado, se sentaron los “moderados”: Vidal, Larreta y Cristian Ritondo. Del otro se ubicaron los macristas de paladar negro: el ex titular del partido Humberto Schiavoni, Miguel Angel Pichetto y Bullrich. Cerca de la ex gobernadora todavía juran que la foto que circuló de esa reunión no fue consensuada.

La concejala y referente del PRO en San Fernando, Agustina Ciarletta; la legisladora bonaerense de la UCR, Alejandra Lorden; Maricel Etchecoin, de la Coalición Cívica; la ex titular de la dirección de la mujer de la Nación, Fabiana Túñez, y la senadora de la Provincia Claudia Rucci, cercana a Pichetto; fueron las demás oradoras de la tarde. Hubo escasa presencia radical.

Vidal busca evitar los actos partidarios y -al igual que Larreta- evita la confrontación y las declaraciones públicas. De todos modos, participó de encuentros con referentes de Cambiemos en la Provincia y, también, se reunió con legisladores en el Congreso. No quiere apurarse mientras, además, otros dirigentes del PRO como Esteban Bullrich y Jorge Macri le disputan el liderazgo en el distrito y el vicejefe porteño Diego Santilli empieza a pergeñar si cruzará la General Paz.

Bullrich cree que no hay tiempo que perder. Antes de asistir al encuentro en San Fernando participó de su primer Consejo Nacional del PRO, como presidenta del partido. Allí se hablaron de cuatro ejes estratégicos.

El primero es fortalecer el debate en el mundo de las ideas. “Allí es donde hay una confrontación clara con el kirchnerismo. Libertad, república, modelo productivo y meritocracia en oposición al populismo”, explican cerca de la ex ministra; aunque los larretistas son más cautos.

En segundo lugar, se estableció la necesidad de fortalecer reglas para dirimir candidaturas en un partido acostumbrado a los dedazos de su fundador, una etapa perimida. En tercer lugar, trabajarán para crecer territorialmente y tener candidatos en todo el país. “Queremos tener extensión geográfica y sectorial. No hay sectores exclusivos para el kirchnerismo, ya sea en las universidades o en los sindicatos”, se entusiasman.

Por último, pretenden utilizar como su plataforma las acciones políticas y de gestión en los distritos que gobiernan. “Esta es una batalla que tiene dos etapas fundamentales. Una es en 2021 y la otra es en 2023. Hay que pensar las cosas que tenemos que mejorar, pero la política es un tren en marcha”, advierten cerca de Bullrich. Vidal prefiere otra estrategia.

Fuente: Guido Carelli Lynch para Clarín


Sin Comentarios

Escribí un comentario
Todavía no hay comentarios! Vos podés ser el primero en comentar este post!

Escribí un comentario

Tu e-mail no será publicado.
Los campos obligatorios están marcados con*


5 + = 9