INFORMACIÓN GENERAL

Más detalles sobre el caso del ferretero que mató al ladrón en Arnoldi al 1600

Más detalles sobre el caso del ferretero que mató al ladrón en Arnoldi al 1600

La justicia investiga si el joven que el domingo murió apuñalado por el ferretero de 88 años había asaltado en otras cuatro oportunidades al comerciante. El hombre, imputado por el homicidio, está en libertad porque todo indica que actuó en legítima defensa.

El fiscal a cargo de la causa, Alejandro Musso, cuanta con el testimonio de los familiares del ferretero Juan Bautista Blanco, quienes afirmaron que joven fallecido, Cristian Pirolla era un vecino que ya había robado el comercio junto a su pareja, Verónica González, en al menos otras cuatro oportunidades.

Según las fuentes, la pareja vive en Lugones al 1600, es decir, en la misma manzana, pero a la vuelta de la ferretería y el domicilio de Blanco, ubicado en Arnoldi 1698, donde ocurrieron los hechos.

“Son vecinos. La familia del ferretero los conoce y les decían ‘los cirujas de la vuelta’ y siempre causaban problemas”, dijo una fuente judicial.

El mismo informante explicó que de acuerdo a los testimonios colectados en el expediente esta pareja ya había robado con distintas modalidades la ferretería.

“A veces venían con algún cuento y luego cometían el asalto, como ayer que la mujer primero entró sola para pedir dos tornillos y cuando salió entró Pirolla encapuchado con un gorro y el cuchillo en la mano. Otras veces cometían asaltos con sus hijos, en modalidad robo piraña”, contó la fuente consultada.

Si bien se aguardan más testimoniales y pericias, por lo que pudo reconstruir hasta el momento, para el fiscal Musso se trata de un caso claro de legítima defensa. “Entraron a robarle y lo que hizo el comerciante fue desarmar al ladrón y apuñalarlo con ese mismo cuchillo tramontina con el que antes lo habían amenazado de muerte”, señaló un vocero judicial.

El fiscal Musso desdobló el expediente y, por un lado, tiene la causa por el homicidio del presunto ladrón Pirolla con Blanco imputado de un homicidio que en principio fue en legítima defensa, y por el otro, el robo en grado de tentativa, por el que está detenida la pareja del fallecido.

González será indagada en las próximas horas por el delito de “robo con arma impropia, en grado de tentativa”.

Cómo sucedieron los hechos

Cristian “Paisa” Pirolla (28) había estado festejando toda la madrugada el cumpleaños de uno de sus hermanos. Según testigos, el joven consumió drogas y alcohol. Así como estaba salió a robar, junto con su esposa y madre de tres hijos, Verónica González (32), a la ferretería del barrio, a unos 150 metros.

Eran las siete y media de la mañana del domingo cuando entró la mujer a la ferretería y pidió dos clavos. Luego, irrumpió Pirolla encapuchado y armado. El anciano se resistió al asalto, le quitó el cuchillo marca Tramontina y le causó tres cortes: dos en el pecho y un tercero, letal, en el cuello.

Su estado -drogado y alcoholizado- explica cómo el anciano consiguió sacarle el arma y matarlo. El ladrón tenía antecedentes. Había estado detenido casi cuatro años, también por robo con arma blanca.

El jubilado, a pesar de sus años, seguía atendiendo su negocio hasta los domingos. Este lunes, a 24 horas del hecho, quiso abrir las puertas a sus clientes, pero su familia no lo dejó. “Va a tener que cerrar unos días, aunque él quiere trabajar”, contó su hija Mirta (53) afuera del local, en Arnoldi y Maipú.

Según precisaron fuentes oficiales, Pirolla había ido preso el 1° de noviembre de 2012. Lo condenaron a cinco años y medio, con vencimiento el 20 de marzo de 2018. El 5 de octubre de 2016 salió en libertad condicional, otorgada por el Juzgado de Ejecución Penal N° 1 de San Isidro.

Su mujer, González declaró ante la Justicia que fue sola a la ferretería para averiguar “por unos clavos” para arreglar la escalera de su domicilio y que en esas circunstancias entró su pareja con “un arma blanca y encapuchado” y pasó del “otro lado del mostrador”, ante lo cual ella se asustó y se retiró. “Después no sé qué pasó”, agregó. El fiscal determinó su detención y está imputada por “robo agravado por el uso de arma en grado de tentativa”.

Fuente consultada: Crónica y Clarín


Sin Comentarios

Escribí un comentario
Todavía no hay comentarios! Vos podés ser el primero en comentar este post!

Escribí un comentario

Tu e-mail no será publicado.
Los campos obligatorios están marcados con*


3 + = 11