DEPORTES

Partidazo en Victoria

Partidazo en Victoria

El partido entre Tigre y Banfield tuvo la particularidad de marcar ocho tantos y superar así todos los registros de la Superliga 2018/19. En las 17 fechas anteriores, la máxima había sido de seis conquistas. 

Tigre y Banfield jugaron en Victoria un verdadero partidazo. Fue empate 4-4 y hubo de todo: tres penales, un expulsado, tiros en los palos e incertidumbre hasta el final. Y claro, el registro se convirtió en récord para la Superliga 2018/19, que hasta acá tenía seis conquistas de máxima en un solo encuentro.

En las 17 fechas anteriores de esta temporada, cuatro veces se habían dado partidos con seis goles. En la 7, Lanús 1 – River 5; en la 10, Atlético Tucumán 4 – Independiente 2, en la 12 Patronato 3 – San Martín (T) 3 y, en la 15, nuevamente un 3-3 entre el equipo de Paraná y Vélez.

El partido

El marcador lo abrió el Taladro a los 9 minutos del primer tiempo. Ya a los ’22 el equipo de Hernán Crespo ganaba 2-0 y le habían anulado dos goles, los dos en claro offside.

Pero las garras de Tigre aparecieron para dar vuelta inexplicablemente el juego en apenas 11 minutos. A los 29′ Federico González entró por la izquierda y cruzó el remate para el descuento, mientras que 5 minutos más tarde lo empató Walter Montillo tras un lateral al área, también entrando por la izquierda. Pero no todo terminaría ahí porque llegó el segundo penal de la tarde, por un pequeño agarrón de Juan Alvarez a Nicolás Colazo. Janson lo pateó y dio vuelta el partido para el 3-2 del Matador.

Y si algo le faltaba a ese primer tiempo vertiginoso, bien jugado además de las emociones, era una nueva pena máxima. A Alcoba se le fue la pierna en el área y Banfield se puso 3-3 por otro buen zurdazo de Dátolo.

Cuando todo parecía que se iba a calmar en el entretiempo, de entrada en el segundo tiempo, demostraron que nada sería así. Al minuto, Banfield volvió a pasar al frente con un nuevo tanto de Fontana y en la siguiente jugada, lo empató otra vez Tigre con el segundo en la cuenta personal de Federico González, el goleador del Matador en el torneo.

A partir de ahí, fueron con lo que les quedaba. Tigre buscando un triunfo que lo saque de abajo o le de alguna esperanza, mientras que Banfield para ganar el primer partido de la era Hernán Crespo, ya que ninguno de los dos equipos ganaron en este 2019.

El Matador se quedó con uno menos por la expulsión a Canuto, y así y todo, casi lo gana en el final con un centro de Montillo que se desvió y lo salvó un manotazo de Arboleda.

Fuente: Diego Bever para Olé


Sin Comentarios

Escribí un comentario
Todavía no hay comentarios! Vos podés ser el primero en comentar este post!

Escribí un comentario

Tu e-mail no será publicado.
Los campos obligatorios están marcados con*


4 + 6 =