INFORMACIÓN GENERAL

Sabe la Tierra: se cumplen los primeros diez años del mercado de alimentos orgánicos

Sabe la Tierra: se cumplen los primeros diez años del mercado de alimentos orgánicos

En pocos días más, este mercado itinerante cumplirá 10 años. Se anticipó a la tendencia que crece en el país a favor de la vida saludable.

La idea se gestó en 2002 pero llevó un tiempo en hacerse realidad. Angie Ferrazin es la creadora de Sabe la Tierra. El proyecto comenzó en la Estación del Tren de la Costa en San Fernando y hoy es un mercado que recorre diferentes barrios de la Ciudad de Buenos Aires y que ya se extendió al interior del país, para promover una alimentación más saludable.

La idea original de Ferrazin fue ofrecer a la gente un lugar donde pueda encontrar todo lo que necesite para consumir pero que sea orgánico, desde pollo o pescado, hasta frutas, verduras y productos integrales, ya que la comida es una clave del buen vivir.

La propuesta se hizo realidad en 2009, cuando la fundadora se reunió con varios productores de la zona de San Isidro y armaban cajones con mercadería que la gente del barrio pasaba a buscar por su casa. Era una vez por semana que se reunían y ofrecían una propuesta variada de alimentos. Luego, con una demanda creciente, la idea fue convocar a los productores y realizar una especie de restaurante en el jardín, también de su casa, con una carta de platos naturales. Fueron 16 puestos los que se armaban todos los fines de semana en el patio.

El éxito llegó rápidamente y creció tanto la concurrencia de público que empezaron a buscar un lugar para mudarse y hacer realidad el mercado, como existen en otras partes del mundo. El espacio fue en la Estación del Tren de la Costa, en San Fernando.

Mucha logística de por medio, traslados, cargar tablones y caballetes en una camioneta, armar las carpas y desarmarlas, fue parte de los inicios de ese proyecto que hoy se convirtió en un éxito, que supo innovar y posicionarse en medio de lo conocido.

Otro objetivo clave que ella persiguió fue que la oferta sea de gente de la zona, productores que formen parte del barrio y que les sirva como salida laboral. No es como una feria de las colectividades, sino que se basa en todo lo que pueda cultivarse y trabajarse en las cercanías: un proyecto adaptado al lugar del país donde se está concretando, más en un escenario como la Argentina, donde la tierra, los productos que ella brinda y el transporte de todo esto hasta la gente son esenciales.

Para ser parte del mercado, Sabe la Tierra examina y constata que todos los productos cumplan con los requisitos necesarios, y que realmente la propuesta sea natural. Hay un grupo especializado en bromatología que lo hace. Esta es la esencia del proyecto: la tierra sabe, y el hombre debe dejarla hacer su producción natural, no necesita nada más para brindar sus frutos.

Los próximos pasos son extenderse a otras provincias y lograr que se replique la propuesta. Moverse, andar, desplazarse y recorrer cada lugar. Además, abrieron el primer mercado vegano en Caballito.

“No solo los mercados, la comunicación es clave para nosotros, y en nuestra web difundimos y enseñamos qué es lo que hace bien”, explicó Angie. “Somos un gran equipo pensando en un mundo más natural”, finalizó.

Fuente consultada: iprofesional


Sin Comentarios

Escribí un comentario
Todavía no hay comentarios! Vos podés ser el primero en comentar este post!

Escribí un comentario

Tu e-mail no será publicado.
Los campos obligatorios están marcados con*


7 + 4 =