ENTREVISTAS

Sub 23 de básquet del Club Victoria: “La fuerza de la voluntad siempre supera los obstáculos”

Sub 23 de básquet del Club Victoria: “La fuerza de la voluntad siempre supera los obstáculos”

Por Sabrina García

El sábado pasado la Sub 23 del Club Victoria en básquet le ganó al último campeón de la categoría, el Club Obras. En el tiempo suplementario el equipo local pudo superar 78 a 74 a la histórica institución dedicada al básquet. Dialogamos con su entrenador, Guillermo Barrio; el capitán del equipo, Nahuel D’aversa (22 años); y los jugadores Bautista Usandivaras (21 años), Gustavo Hinojosa (19 años) y Facundo Martín (21 años), sobre el significado de dicho triunfo, de las condiciones desiguales que tienen con los otros clubes y de las ganas que le ponen al deporte.

dav-¿Qué significa para ustedes haberle ganado al último campeón?

Guillermo Barrio: Para nosotros fue hermoso, lo disfrutamos a más no poder. La realidad es que estamos hablando de un club histórico en el básquet, acostumbrado a jugar la Liga Nacional, que tiene planteles muy superiores a la media de la mayoría de los clubes y nosotros somos un club de barrio, que la remamos todos los días. Fue como jugar contra un gigante. Nuestra motivación extra es que estamos jugando contra ellos y queremos ganarle siempre pero la realidad es que sabíamos que era difícil. Nos salió todo redondo, los jugadores pusieron una voluntad y unas ganas increíble por eso se nos dio el resultado que soñábamos.

Nahuel D’Aversa (capitán): Sabíamos que era un partido dificilisimo, que si nosotros ganábamos iba a ser en los últimos minutos. El partido iba a ser punto a punto y al final nosotros fuimos los que ganamos. Ellos se pusieron nerviosos por el resultado, la presión era de ellos.

-Hablan de un club con una infraestructura totalmente distinta a la del Club Victoria. ¿Cómo se logra el resultado cuando la cancha no es la ideal o porque las condiciones en las que juegan los pibes no son las mismas porque estudian y trabajan? ¿Por dónde va la motivación?

-Guillermo: Creo que las ganas superan siempre los obstáculos que podemos llegar a tener. Por momentos es desprolijo como nos organizamos porque no tenemos espacio y ni horarios para compartir más horas de entrenamiento. Hacemos dentro de lo que podemos todo lo posible. La realidad es que nos anotamos en muchos torneos para poder desarrollar a los grupos de la mejor manera. Si no lo podemos hacer en la semana que al menos en el fin de semana tengan varios estímulos para mantener el entrenamiento. Es a pulmón y voluntad.

Nahuel D’aversa, el capitán del equipo comenzó de chico en el Club Victoria. En tanto Gustavo Hinojosa tuvo sus comienzos en el Polideportivo municipal N° 1. “Arranqué a los 9 años en el Poli pero para pasar el tiempo, como un hobby. Cada vez me gustó más y más. Al ser alto se me hacía más fácil si me comparaba con mis compañeros. A los 12 Tomás Secchiari me vio y me invitó a jugar en el Club Victoria. Fue un mundo diferente porque había torneos, entrenábamos tres veces por semana que en el poli era uno o dos”, relató el joven de 19 años.

-Además, ¿trabajan, estudian?

-Facundo Martín: Sí, no nos podemos abocar solamente al deporte. Todos tenemos algo más que hacer. Trabajamos o estudiamos y después entrenamos en el horario en el que podemos. El horario de entrenamiento es reducido a diferencia de otros clubes.

Guillermo explicó que los miércoles entrenan una hora y media, los lunes dos pero la mitad la hacen con primera y la otra con Sub 23. Los viernes tienen partido y si no entrenan una hora y media. Además indicó que por fuera del cronograma que propone el club algunos, “en forma individual y porque pueden hacen pesas, pero depende de cada uno y de las posibilidades que tienen”, destacó el entrenador.

“En Obras los jugadores se dedican a jugar, tienen más estímulos de entrenamiento, sesiones de tiro, tienen gimnasio incorporado, seguramente tienen a alguien que se encarga de la alimentación, acá eso es muy a voluntad. Nuestros Sub 23 están bien, llegaron, pero tenemos en inferiores a chicos que no comen todos los días, que les cuesta un montón llegar a la cuota social, por eso para nosotros este partido es muy importante porque hablamos de realidades completamente distintas”, destacó Barrio.

Y agregó: “A Obras le llegan jugadores de todos lados. A nosotros no nos conocen todos y capaz tenemos clubes cerca más grandes. Los que se acercan es porque son amigos de nuestros jugadores”.

-La mayoría son de San Fernando

-Guillermo: Sí. Obras por ejemplo le da la posibilidad de alojarse, de estudiar, hacen la escuela y el profesorado allí. Están dedicados a eso. Acá los que están estudiando carreras terciarias o universitarias tienen que acomodar los horarios para tener libre y poder entrenar.

-Nahuel: El otro día hablábamos con jugadores de Obras que vienen de otros países, había un venezolano, un brasilero o de otras provincias. Ninguno nos dijo ‘yo juego desde chico en Obras’.

-Cuando hablan de la cantidad de horas que usan para entrenamiento entiendo que también es porque deben compartirla con el resto de las categorías, verdad?

-Guillermo, Sí, hay una segunda cancha pero es más chica que la primera que de por sí no tiene las medidas mínimas reglamentarias. Esa segunda opción no siempre se usa porque hay otras actividades en el club. Nosotros queremos entrenar mucho más, que Sub 23 y primera división tengan tres estímulos en la semana más el partido, que las inferiores puedan entrenar hora y media por día. Está el proyecto de una cancha nueva, ojalá que salga, soñamos en que se pueda realizar.

Consultados sobre si estudian, Nahuel y Gustavo dijeron que hacían el profesorado de Educación Física. El entrenador miró a Facundo y le preguntó ‘¿no estudias más?’

-Te estás enterando en este momento (le digo al entrenador y le pregunto a Facundo qué estudiaba)

-Facundo: Ingeniería eléctrica de la UTN. Trabajar, estudiar y entrenar no podía. Espero en algún momento retomar.

Facundo trabaja arreglando bombas de agua. Bautista en un negocio de comida. A diferencia de otros clubes en donde la institución les paga a sus jugadores, los del Club Victoria pagan la cuota para poder jugar. Es por ello que la mayoría trabaja

-¿Cómo hacen para poder llevar un plan alimentario, la cantidad de horas de descanso para que después rindan?

-Bautista: Uno se acomoda en base a lo que tenés que hacer.

-Nahuel: En mi caso trato de que mi mamá no me ayude y me pago todo. Voy en bici al profesorado para no gastar esa plata en colectivo. El colectivo está caro y hago cuatro viajes por día de Virreyes a Victoria o a San Fernando. Comer bien también es caro. Por eso termino comiendo lo que hay. Yo además de entrenar ayudo a uno de los profes en el club y con esa plata que gano la uso para el gimnasio o para pagar mis cosas así no le pido a mi mamá.


  1. Pitton
    Pitton 21 mayo, 2019, 08:20

    Como amo a victoria, siempre demostrando que con ganas y entrenamiento se pueden lograr muchas cosas

    Reply this comment
  2. Quique
    Quique 21 mayo, 2019, 08:49

    La verdad que orgullo de pertenecer a este grupo de personas sanas y sacrificadas que se esmeran día a día para ser lo mejor para sus vidas, sus familias y representar a la querida instalación llamada Club Social y de Fomento Victoria

    Reply this comment

Escribí un comentario

Tu e-mail no será publicado.
Los campos obligatorios están marcados con*


+ 4 = 10